¡CÁNTICOS GREGORIANOS ILUMINARON EL TEMPLO EXPIATORIO

0
1056

Redacción y Fotos: José González Hernández

Los cánticos gregorianos iluminaron el Templo Expiatorio del 47 Festival Internacional Cervantino, con la Orquesta de Voces del Ensamble Vox Clamantis de Estonia.

Vox Clamantis ( la voz de alguien que clama) toma su nombre de un Poema latino de 10 265 versos en Paredes elegiacos escritos por John Gower ( 1330 – 1408) hacía 1370, época que representa el corazón de las pasiones del grupo. En el Siglo XIV el canto gregoriano había evolucionado hacía complejas formas de Polifonía, pero seguía vivo entre las líneas serpenteantes que nacían de él.

El canto gregoriano es el fundamento de la música occidental, y no de un modo metafórico: Vox Clamantis parece llevar el oído de quien la escucha al encuentro de un eslabón perdido del sonido, que resuelve los significados en una especie de eternidad liberadora.

Venta de Casas en Leon

El programa es un diálogo entre la imaginación posmoderna de Arvo Pärt y el más remoto discantus ( una voz por encima o aparte de otras), unidos por las mismas Palabras, como kyrie, gloria in excelsis Deo … y otras expresiones hundidas en los más arcaicos símbolos de la lengua latina.

De la Primera Misa de la historia, La Messe de Notre Dame de Guillaume de Machaut, a la última Missa Syllabica de Pärt, pasando por el Pater noster de Stranvinski y el Salmo de David de Cyrillus Kreek.

El programa termina con una breve obra maestra dedicada a la Virgen de Guadalupe, Virgencita, de Arvo Pärt, una de las más amorosas e íntimas obras dedicadas a la Virgen, quizá sólo al lado de los Maitines a la Virgen de Ignacio Jerusalem. Un gesto de amor a la mexicanidad de la Guadalupana. Una obra que pertenece por méritos propios a lo mejor de la música mexicana, aunque su autor sea un lejano estonio. Una composición para Coro verdaderamente religiosa, de profunda inspiración sacra.

Agencia de viajes Interior

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí